5 cosas qué hacer en San Miguel de Allende en verano



El verano en San Miguel de Allende es una época multicolor, que abre las posibilidades a disfrutar de la mejor ciudad del mundo en una manera única. Se trata de una temporada en la que es muy recomendable venir a conocer este destino colonial en el corazón de México, ya que las condiciones climáticas y el ambiente turístico brindan la posibilidad de disfrutar un viaje fantástico, para sacarle todo el jugo a San Miguel de Allende en el verano, aquí te damos recomendaciones de cinco actividades para realizar en San Miguel de Allende durante el verano.


Pasea en su jardín botánico

A un par de kilómetros del centro de San Miguel de Allende se encuentra el Charco del Ingenio, jardín botánico local con una extensión de 67 hectáreas aproximadamente. Si te interesa la riqueza vegetal de los destinos, en este sitio de conservación podrás pasear por su conservatorio de plantas mexicanas, en el que se exhiben cerca de 500 especies de inusuales vegetaciones endémicas del país; principalmente cactáceas y suculentas. Aquí también se organizan encuentros, pláticas, cursos, talleres, visitas guiadas, conciertos, temazcales, ceremonias y más actividades, por lo que puedes tener más de una razón para visitar este jardín botánico. Debido a que el calor de San Miguel de Allende en verano es mucho más amigable en comparación con la primavera, se trata de buen momento para conocer este maravilloso jardín declarado “espacio de paz” por el Dalai Lama. El Charco del Ingenio abre de nueve de la mañana a cinco de la tarde todos los días.



Date un chapuzón

Los días radiantes de verano en San Miguel de Allende con perfectos para darse un buen chapuzón. Además de la alberca del hotel, en los alrededores de nuestra ciudad hay extraordinarias opciones de balnearios: existen magníficas aguas termales como las de La Gruta, así como el parque acuático Xote, una playa lagunera en Valle de los Senderos o el spa acuático Escondido Place. Pero si tan solo deseas chapotear sin dejar el centro de San Miguel de Allende, puedes adquirir el Day-Pass de Hotel Real de Minas ¡por solo $250! Este te brinda acceso a nuestra alberca y sala de juegos, además de otorgarte 10% de descuento en bebidas y snacks de nuestro pool-bar.



Disfruta de un viñedo

La actividad vitivinícola como tomó un espléndido auge como experiencia turística en San Miguel de Allende en los últimos años. A pesar de que productores y autoridades no han logrado impulsar el vino del Bajío entre el comercio de bebidas alcohólicas a gran escala, sí se ha convertido en un factor importante del atractivo turístico de San Miguel de Allende en verano entre un segmento de viajeros muy importante para la ciudad. Esta temporada del año resulta una oportunidad perfecta para disfrutar del recorrido por un viñedo, así como la degustación de sus productos, ya que el clima templado te permite pasear con comodidad, así como disfrutar el ambiente. Se trata de una experiencia sin igual para disfrutar en pareja o con amigos.



Café y lluvia

Dentro de su impresionante oferta gastronómica, existe una variedad interesante de cafeterías en el centro de San Miguel de Allende, con conceptos que van de lo familiar a lo chic. De tal manera, si te agarra una lluvia de verano en San Miguel de Allende, tan solo refúgiate en el café más cercano, pide una taza recién preparada y disfruta la frescura del ambiente con una bebida caliente. La sensación de apreciar el chubasco bañando la piedra de calles y construcciones barrocas es una experiencia simple pero profundamente estética.



Recorre las capillas de indios

Si te interesa la historia y cultura, verano es la época ideal para conocer la ruta de las capillas virreinales, llamadas “capillas de indios” coloquialmente, que rodea a San Miguel de Allende. Estas capillas fueron un instrumento muy relevante para la conquista espiritual de los indígenas nativos de México, y debido a su fundación como “villa protectora”, las que se encuentran alrededor de nuestra ciudad son un testimonio impresionante de la historia local y nacional. Además de su función social, ideada por los frailes evangelizadores para adaptar la fe católica a las costumbres espirituales de Mesoamérica, las capillas de indios también son un vestigio muy interesante del sincretismo artístico y cultural que se produjo durante los primeros 100 años de la Colonia española.



El verano en San Miguel de Allende es una temporada espectacular de mañana frescas y atardeceres esplendorosos, en la que cualquier día te puede tocar un bello arcoíris doble; así como llena de color, sabor, texturas y todo el encanto que la mejor ciudad del mundo guarda a la vuelta de cada esquina. Si necesitas más inspiración para venir, en nuestro blog puedes encontrar más ideas de qué hacer en San Miguel de Allende un fin de semana o actividades geniales que casi nadie te recomienda.

82 visualizaciones0 comentarios