El Tumbagón: dulce típico de San Miguel de Allende


Muchos visitantes se preguntan ¿cuál es la comida típica de San Miguel de Allende? Si bien esta ciudad joya colonial se caracteriza por su arquitectura, artesanía y ambiente bohemio, lo que incluye deslumbrantes restaurantes de primera categoría, no existe una amplia variedad de platillos únicamente sanmiguelenses.

De tal modo, la joya de la cocina local es un postre, el que tiene una curiosa historia alrededor: el tumbagón. Hotel Real de Minas San Miguel de Allende, la estancia con más tradición de esta preciosa ciudad, te cuenta la historia del tumbagón.



¿Qué es el tumbagón?

Se trata de una oblea alargada y enrollada a la manera de un anillo; hecha de pasta de trigo, saborizada con naranja, canela y anís, así como endulzada con azúcar glass. De hecho, su nombre proviene del vocablo “tumbaga”, que era una frágil alianza de oro y cobre usada por los frailes para representar su fidelidad a Dios. Debido a que la tumbaga era muy delicada, los frailes que tenían que cuidarla con mucha precaución, ya que si se les llegaba a quebrar podían caer en sospecha de deslealtad al Señor y la Iglesia.

Lo curioso es que tal creencia ha sido extrapolada al postre y la vida mundana. Ya que, según la creencia popular, el tumbagón se coloca en el dedo meñique y si, al morderlo, se desmorona y cae al suelo, ¡quiere decir que le estás siendo infiel a tu pareja! De tal manera, el tumbagón no solo es el postre típico de San Miguel de Allende, sino uno de los atractivos turísticos más divertidos para los viajeros, sobre todo las parejas, en uno que es considerado de los destinos más románticos del mundo.



Historia del tumbagón

El tumbagón es una delicia inspirada en la repostería francesa, y de tal modo resulta una muestra más del infinito mestizaje de nuestra cultura. El relato de su origen demuestra porque este postre está tan arraigado en la identidad sanmiguelense, ya que el mismo fray Juan de San Miguel, fundador de la ciudad, y fray Bernardo de Cosín, uno de sus hermanos religioso, fueron los que importaron la receta de Francia para empezar a prepararla en las cocinas del Bajío mexicano.

Por este origen tan relacionado con la religión, la otra parte de las creencias populares sobre el tumbagón describen que el azúcar que cae al morderlo significa “la pureza que la persona tiene en el corazón, simbolizando paz, amor y fidelidad a Dios”.



Receta de tumbagones

El secreto para preparar tumbagones con el sabor auténtico de San Miguel de Allende es usar agua en la que se hayan hervido tomates verdes, y sazonada con tequesquite. Esto no solo da un sabor peculiar, sino que también ayuda a que la masa obtenga una peculiar textura que hace a los tumbagones tersos pero crujientes. Estos son los ingredientes:


· 3 tomates verdes con cáscara.

· 1 pizca de tequesquite.

· 2 cucharadas de anís.

· 1 naranja agria (jugo).

· 1 pizca de canela.

· 10 yemas de huevo.

· 1 clara de huevo.

· ¼ de kilo de harina de trigo.

· 250 gramos de manteca de cerdo.

· azúcar glass para espolvorear.


El método de preparación empieza cociendo los tomates con el tequesquite en unas cuatro tazas de agua, cuando los tomates están cocidos se cuelan para reservar el líquido.

Las yemas de huevo se baten hasta alcanzar el punto de cordón, entonces se incorpora la harina. Después, se combina el agua reservada con el jugo de naranja y anís, y con esto se va hidratando la mezcla, hasta obtener una pasta firme y tersa.

Los tumbagones se forman uniendo dos puntos opuestas de cada tira, aprovechando la clara para asegurar la unión. Finalmente se fríen en manteca caliente, que no hierva humeando y al sacarlas se revuelcan en azúcar glass.

Se pueden presentar en un plato ancho, colocando un tumbagón sobre otro como en una pirámide.



En San Miguel de Allende, los tumbagones se ofrecen en bodas, bautizos o primeras comuniones; es decir, en celebraciones religiosas que conllevan el inicio de un compromiso por parte del festejado. Sin embargo, ¡no es pecado disfrutarlos cuando tú quieras! Tampoco seguir a hotel Real de Minas San Miguel de Allende para conocer todo sobre las tradiciones de esta fantástica ciudad.

2 visualizaciones0 comentarios